dimecres, 3 d’agost de 2011

Abidal empieza el Ramadán

Ramadan Kareem رمضان كريم
Mansour Ali (2006): Ramadan Kareem رمضان  كريم
El francés tiene la bula del imán de su mezquita para no seguir a rajatabla el precepto musulmán y hacer más llevadero el mes de ayuno.
El francés Eric Abidal, devoto musulmán, empieza mañana mismo el ayuno diario que obliga el Ramadán y que se prolongará hasta el 29 de agosto. Eso quiere decir que el jugador se tendrá que levantar al alba, al filo de las cinco de la mañana, para realizar las pertinentes oraciones y abluciones, comer y beber debidamente, para a continuación mantener el ayuno hasta la caída del sol, aproximadamente las diez de la noche.
Durante esas horas de ayuno, está prohibido terminantemente comer o ingerir cualquier líquido. Evidentemente esta situación es del todo insostenible para un deportista de elite y más aún en las condiciones que se encuentra la expedición blaugrana en Estados Unidos -con un calor asfixiante de entorno a los cuarenta grados-, a lo que hay que añadir que Abidal fue intervenido hace pocos meses de un tumor en el hígado, por lo que su cuerpo no está preparado para este tipo de sacrificios metabólicos.
De ahí que Abidal haya pedido una bula al imán de su mezquita, con el fin de hacer más llevadero este mes del Ramadán que se empieza el 1 de agosto. El francés se ha acogido a una serie de observaciones que contempla el Corán como la posibilidad de recuperar los días desayunados a lo largo del año. Es decir, durante este mes se puede romper en cierta forma el ayuno, siempre y cuando esos días los acabe recuperando a lo largo del año. Tendría tiempo hasta medidados de julio del 2012 para cumplir sus votos con el Ramadán.
También se contempla los casos excepcionales de musulmanes que estén de viaje y las situaciones les obliguen a cambiar de horario, como también sería el caso de Abidal. Además, el cumplimiento del Ramadán se hace más intenso los diez últimos días, es decir, en este caso estamos hablando de entre el 19 y el 29 de agosto, cuando el jugador esté ya en Barcelona, por lo que el cumplimiento del ayuno podrá ser mucho más estricto.
De hecho, en el propio club le han dicho que en su actual estado, recuperándose de un tumor que le ha hecho perder bastantes quilos, es totalmente desaconsejable hacer este tipo de sacrificios de una forma estricta porque puede acabar pagándolo su salud.
Abidal ya ha anunciado que seguirá todos los preceptos que marca el Ramadán hasta donde llegue su cuerpo ¿se levantará a las 4.45 horas para iniciar las oraciones a La Meca¿, pero evidentemente ingerirá líquido durante los entrenamientos y antes y después de los partidos. En este caso ya no habrá ninguna salvedad, ya que todos los encuentros finalizan más tarde de las diez de la noche, por lo que podrá comer copiosamente si así lo desea.
El inicio del Ramadán coincide cada año con el noveno mes lunar del calendario islámico. “En verano es muy difícil hacerlo porque el sol sale pronto y se esconde tarde”, decía el propio lateral francés el año pasado. El jugador tiene sus propios trucos para combatir las peores horas del día, como hacer una larga siesta a la hora de la comida. Y ya que en cuanto al ayuno deberá hacer excepciones, el defensa procurará no perderse ni una de las oraciones, como ya hizo el año pasado “hay siete rezos al día, cinco obligatorios y otros dos facultativos que dependen de si los puedes hacer como mínimo con dos personas más. Además, durante esta época también hay un rezo opcional, que se realiza aproximadamente quince minutos después de acabar de comer”.
Noticia extraída de SPORT: Abidal empieza el Ramadán.
Más información:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ENGRANDEIX EL TEXT